En este año, el 55% de los afiliados a empresas de medicina prepaga, prevé a planes más económicos, por los fuertes aumentos.

La recesión y los sucesivos aumentos de las cuotas de las prepagas hacen que cada vez sea más difícil hacerle frente al pago mensual de las coberturas. Si bien el gasto en salud es una prioridad para muchas familias y uno de los últimos presupuestos que se resignan, el número de usuarios que permanecen dentro del sistema tiende a reducirse, a causa de la caída del poder adquisitivo y las subas constantes.

Luego de un sondeo realizado por MiObraSocial.com.ar, en noviembre y diciembre del año pasado, el 54,8% de los afiliados consultados cree que tendrá dificultades para pagar su plan actual este año y se verá obligado a cambiar a una alternativa más económica, mientras que el 29,8% estima que podrá mantenerlo «haciendo un esfuerzo» y solo el 15,3% lo hará «sin mayores problemas».

Ignacio Cámpora, socio de MiObraSocial.com.ar habló al respecto: «Muchas personas evalúan realizar un cambio al verse afectadas por los incrementos, aunque eso signifique bajar el nivel del servicio». Y añadió: «Lo que suele ocurrir primero es el pase de un plan más caro a otro más económico antes de salir del sistema privado, es decir, antes de regresar a la obra social o al hospital público»