Alberto Fernández anunció que en los próximos 10 días presentará un proyecto para legalizar el aborto. “La existencia de la amenaza penal no solo ha sido ineficiente” al demostrar “que el devenir social transcurre más allá de la misma norma. También ha condenado a muchas mujeres, generalmente de escasos recursos, a recurrir a prácticas abortivas en la más absoluta clandestinidad” y así poner “en riesgo su salud y, a veces, su vida”, señaló. “Y en el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos”, argumentó.


Junto con el proyecto de legalización del aborto, Alberto Fernández confirmó en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso que se lanzará un “contundente programa de educación sexual” y “prevención del embarazo no deseado”, y anticipó que enviará al Parlamento la iniciativa “Mil Días”, destinada a mujeres embarazadas y niños hasta los dos años de vida.
 
El gobierno modificará por decreto la Ley de Inteligencia para impedir que los miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) realicen “tareas represivas, cumplan funciones policiales o desarrollen tareas de investigación criminal como auxiliares de la Justicia”. “Se tiene que terminar para siempre con los sótanos de la democracia”, afirmó Alberto Fernández. También aseguró en la apertura de sesiones que enviará un proyecto para reformar el Poder Judicial.
 
Alberto Fernández, además, anunció que en los próximos días ordenará a la AFI la desclasificación de los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en las investigaciones por el atentado terrorista a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994, y los sucesivos juicios y causas por el encubrimiento.
 
“Nunca más a la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada a su paso; nunca más a un endeudamiento insostenible”, reclamó Alberto Fernández en su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias, donde sostuvo que la deuda heredada del gobierno de Mauricio Macri “es el mayor escollo” que enfrenta su gestión. “No vamos a pagar la deuda a costa del hambre y la destrucción de los sueños de los argentinos”, señaló.
 
Ante la Asamblea Legislativa, el presidente sostuvo ayer que la defensa de los derechos humanos debe ser la “columna vertebral de la República”, y señaló que sin políticas de Memoria, Verdad y Justicia, la Argentina “no puede ponerse realmente de pie”. Alberto Fernández indicó que el Estado recobrará un “rol activo” en las investigaciones por crímenes de lesa humanidad y anunció la creación del Espacio de Memoria El Campito, en Campo de Mayo.