La Selección Argentina arrasó a Ecuador, en España gracias a los goles de Lucas Alario, Jhon Jairo Espinoza, en contra, Leandro Paredes, Germán Pezzella, Nicolás Domínguez y Lucas Ocampos. Ángel Mena descontó para el conjunto ecuatoriano.

La ciudad española de Elche fue testigo del gran encuentro del combinado nacional, donde no se lo extrañó a Lionel Messi, dado que la cuota goleadora estuvo presente.  Además, el buen juego demostrado por Argentina dejó en evidencia el flojo y débil rendimiento de un rival, que estará presente en la Eliminatorias.

El planteo táctico fue muy inteligente y poco a poco, Lionel Scaloni deja de ser criticado por ser un inexperto en su puesto y empieza a ganarse el apoyo de los simpatizantes y el punto bueno de la prensa.

Más allá de la felicidad y emoción por ver a un equipo que derrotó con un resultado contundente al rival, el director técnico dio lugar para los elogios a sus dirigidos: «Las sensaciones son muy buenas. La gira fue positiva. Se dio lo que buscábamos: que estos chicos demostraran que podían estar».

Además, agregó: «Recién les decía en el vestuario que me emociona la manera que tienen estos chicos de entender esta camiseta. Con estas ganas va a ser difícil ganarle a esta Selección».