En julio, las exportaciones argentinas hacia Brasil se contrajeron un 38,9% interanual, un ritmo mayor que las importaciones

Las exportaciones argentinas hacia Brasil se desplomaron un 38,9% interanual en julio, al sumar US$ 554 millones, mientras que las importaciones desde aquel destino lo hicieron a un ritmo menor, que alcanzó el 18,6% i.a. y totalizaron US$ 701 millones. De este modo, el saldo comercial para Argentina arrojó un déficit —por tercer mes consecutivo— de US$ 147 millones en julio, un aumento de 42,7% en términos mensuales. De esta forma, se observa una reversión en el signo respecto a julio de 2019, cuando se verificó un superávit de US$ 46 millones, de acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil.

De este modo, el comercio bilateral entre Argentina y Brasil fue de US$ 1255 millones en el séptimo mes del año, resultando un 29% inferior al valor obtenido en el mismo mes de 2019 (alcanzó los US$ 1768 millones). En tanto, el intercambio creció un 13,6% en la comparación mensual.

En relación a los destinos, Argentina se posicionó en cuarto lugar entre los mayores proveedores de Brasil, detrás de China, Hong Kong y Macao (US$ 2692 millones), Unión Europea (US$ 2307 millones) y Estados Unidos (US$ 1.682 millones). A su vez, entre los principales compradores de Brasil, Argentina también se ubicó cuarta, detrás de China, Hong Kong y Macao (US$ 7416 millones), Unión Europea (US$ 2626 millones) y Estados Unidos (US$ 1716 millones).

Respecto al acumulado del año, en el período enero-julio, el flujo de comercio entre ambas economías se contrajo un 28,9% alcanzando US$ 8713 millones, mientras que el saldo comercial de Argentina revirtió su signo, exhibiendo un déficit de US$ 256 millones frente al superávit de US$ 172 millones en el mismo período de 2019. Este desempeño responde al descenso de las exportaciones argentinas hacia Brasil (31,9%), que superaron la baja de las importaciones de Argentina desde Brasil (25,8%) en dicho período.

Por otro lado, las exportaciones de Brasil al mundo descendieron un 1,5% interanual en julio, al pasar de US$ 19.872 millones en 2019 a US$ 19.566 millones en 2020. Por su parte, las importaciones totales retrocedieron un 35,2% respecto a las registradas hace un año (US$ 17.759 millones en 2019 vs. US$ 11.506 millones este año). De este modo, el resultado comercial fue superavitario, por sexto mes consecutivo, en US$ 8060 millones para el principal socio comercial de Argentina, un 281,5% superior al registro de julio de 2019 (US$ 2113 millones).

El Ministerio de Economía de Brasil modificó a la baja su proyección respecto a la actividad económica y espera que el Producto Bruto Interno (PBI) se contraiga un 4,7% durante 2020. Esta estimación se ubica muy por debajo del descenso de 9,1% previsto recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI), debido a la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus, tanto a nivel nacional como internacional.