Un niño fue trasladado a un hospital cercano, luego de haber sufrido un golpe en la cabeza, en su domicilio.

Cuando los médicos le realizaron varios exámenes, detectaron que dio positivo en THC, cannabinoide que produce la planta de marihuana.

Automáticamente las autoridades del nosocomio dieron aviso a la justicia. La fiscalía de turno comenzó a investigar y se realizaron tres allanamientos. De allí se incautaron drogas y un arma. Un hombre de 44 años fue aprehendido.

Los elementos secuestrados fueron: 125 dosis de marihuana, varias de cocaína, $400.100 en efectivo, un revólver calibre 32 y seis cartuchos.