La ex presidenta declaró que la justicia no le permitió estar presente en la entrega de mando a Mauricio Macri. Además, afirmó que los medios dijeron que «no quería ir a la asamblea».

Frente la jueza federal María Servini de Cubría declaró: «No me dejaron, yo quería ir a la asamblea y un magistrado dijo que yo no podía. Tuvimos un presidente provisional, no votado, el entonces senador Federico Pinedo».

Por otro lado se expresó: «Fui también presidenta de la república, la primera mujer. Sin embargo, a solicitud del Gobierno entrante su mandato terminó el 9 de diciembre a las 12 de la noche cual Cenicienta, así terminó el mandato de las dos veces presidenta electa de los argentinos»