El Partido Justicialista, realizará una denuncia penal hacia el gobierno, por una supuesta «maniobra del Gobierno, de adulteración de padrones».

El partido peronista, también informó que realizó una investigación sobre las serias irregularidades, que luego presentó ante la Cámara Nacional Electoral, para que ellos se encarguen de investigar estas irregularidades en la instrumentación por parte del personal de Cancillería de la votación de ciudadanos residentes en el exterior.

Referido a esto, Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, rechazó las acusaciones de la oposición. «Lamentamos que una vez más se pretenda sembrar desconfianza sobre el recuento de votos de las elecciones generales, con acusaciones ambiguas y carentes de sustento».

Además, agregó: «Este escrutinio provisorio fue el más transparente y ágil que ha existido en nuestro país, con todas las garantías para los partidos políticos participantes. Y el escrutinio definitivo que realizará la Justicia Nacional Electoral ratificará los resultados arrojados por el provisorio y consagrará los candidatos electos de acuerdo a las normas vigentes».

Este martes, en la Justicia electoral, se inició el proceso de escrutinio definitivo de las elecciones nacionales, que se prevé que finalice para el 10 de noviembre.

Sobre esto, el PJ envió en un comunicado, que una vez que estén las cifras finales, se tomarán la tarea de cotejar el escrutinio que ha hecho conocer el Gobierno, con las intervenciones de Smartmatic y el Correo.

Asimismo, desde el PJ anunciaron: «Si de ese cotejo surgen inconsistencias, haremos las presentaciones judiciales correspondientes. En consecuencia, no haremos comentarios sobre el tráfico de datos que circulan en las redes sociales».

Nuevamente, fue Pérez quien salió al cruce: «Los resultados del recuento provisional fueron históricos en su velocidad de difusión y alcanzaron el 97,13 % de los telegramas de mesa totalizados». Y sumó: «Tal situación no contempla los votos del 2,87% de las mesas restantes ni de aquellos votos que por sus características sean resueltos por la Justicia Nacional Electoral, tal es el caso de los votos de residentes argentinos en el exterior, privados de la libertad, votos recurridos, votos del comando electoral, votos de identidad impugnada».

Finalmente, cerró: «Las comparaciones de los resultados provisionales y el escrutinio definitivo podrán arrojar diferencias en términos absolutos en función de contar la totalidad de las mesas y definir todos los votos correspondientes a ellas», pero aclaró que, «como es habitual, una vez más los resultados del escrutinio provisorio serán corroborados por el recuento definitivo».