Tras un año de trabajo con niños que padecen epilepsia refractaria, el 80% de los casos tuvieron resultados sumamente positivos.

Los resultados de la investigación, que fue hecha en el Hospital Garraham, tuvieron hoy sus resultados preliminares sobre la efectividad y seguridad del aceite de cannabis en niños y adolescentes de entre 9 meses y 17 años que padecen esta enfermedad.

El doctor Roberto Caraballo, que participó de la investigación explicó lo realizado: “El estudio comenzó a reclutar pacientes hace 13 meses a partir de la decisión y aceptación por parte del Hospital, avalado por el comité de investigación y la Secretaría de Salud de la Nación, en el marco de la Ley 27.350. En la etapa de readmisión se evaluaron los pacientes para considerar que estaban en condiciones de ingresar al estudio sobre el uso del cannabidiol medicinal, farmacológicamente controlado en pacientes con epilepsia severa, refractaria. Niños que no han respondido bien al tratamiento farmacológico/ no farmacológico».

“El laboratorio lo donó para llevar a cabo el estudio, asegurando que los pacientes que respondan bien lo puedan recibir por el tiempo que lo requieren”, siguió con su discurso el doctor.

Los resultados fueron los siguientes: De los 49 pacientes con seguimiento suficiente, el 80% tuvo una respuesta positiva con reducción en el número de crisis. El promedio grupal inicial de 959 crisis por mes (unas 30 diarias) disminuyó a 381 crisis mensuales (13 por día), lo que equivale a una reducción del 60% .

“Es un resultado muy satisfactorio, ha superado nuestras expectativas iniciales que eran del 40%. Gracias al tratamiento, cinco pacientes se encuentran libres de crisis en la actualidad”, comentó Caraballo.