En 2016 Naciones Unidas declaró al 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el objetivo de promover la paridad en el mundo de la ciencia y romper con la brecha de género en la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Solo el 28 por ciento de las personas que investigan en el mundo son mujeres. Las estudiantes matriculadas en tecnología de la información y la comunicación son el 3 por ciento; en ciencias naturales, matemáticas y estadísticas el 5 por ciento; y en ingeniería, manufactura y construcción, el 8. Los prejuicios y estereotipos de género perpetúan la desigualdad.

Solo 17 mujeres recibieron el Premio Nobel de física, química o medicina en relación con los 572 varones.