Como parte del trabajo de la Unidad Ministerial Rosario y del apoyo de la Fuerzas Federales dependientes del Ministerio de Seguridad de la Nación a las fuerzas de seguridad de la provincia de Santa Fe, se desplegó un conjunto de operativos en varios barrios centrales y periféricos de la Ciudad de Rosario y sus alrededores.

Tanto la cartera que conduce Sabina Frederic como el gobernador Omar Perotti se encuentran profundizando los trabajos de prevención y respuestas contra el delito de manera articulada en las zonas que los ministerios de seguridad han definido como estratégicos para neutralizar la operación de organizaciones criminales y de comisión de los denominados delitos complejos, entre los cuales se encuentra el tráfico y comercialización de drogas ilegales.

“Estos operativos están diagramados en el marco del Convenio de Colaboración firmado entre el Ministerio de Seguridad de la Nación y la gobernación de Santa Fe, para coordinar despliegues y tareas en conjunto entre las fuerzas federales y las provinciales para neutralizar la violencia en los barrios”, explicó Sebastián Faga de la Unidad Ministerial Rosario quien describió las tareas que llevan a cabo las fuerzas en distintos espacios de la geografía local.

Los despliegues de hoy fueron monitoreados por la Unidad Ministerial Rosario, integrada por Gendarmería Nacional, la Fuerza de Respuesta Inmediata de la Policía Federal Argentina, la Prefectura Naval Argentina y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Las cuatro fuerzas federales, de manera coordinada, trabajan intensamente en el territorio rosarino desde los primeros días de 2020 cuando, en presencia del Presidente de la Nación, Alberto Fernández y del Gobernador Omar Perotti, Sabina Frederic y el titular de la cartera de seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín, firmaron el Convenio de Cooperación entre el Ministerio de Seguridad de la Nación y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe. El trabajo desplegado por la cartera nacional, a partir de controles de las fuerzas de seguridad federales –es decir, sin incluir los resultados obtenidos por las investigaciones realizadas-, logró la detención de 3.860 personas relacionadas con diferentes delitos, el secuestro de 905 vehículos, la incautación de 328 armas y más de 3.800 municiones y el decomiso de importantes cantidades de marihuana y cocaína, además de dosis de LSD y de éxtasis.

Uno de los coordinadores de los operativos de hoy, Sebastián Faga, describió: “disponemos de unos 3.200 efectivos de las cuatro fuerzas para los operativos que se realizan en los barrios de Villa Banana, Funes, Pueblo Ester, Ibarlucea, como así también en el centro Cívico de Rosario”, explicó mientras la PFA y la GNA desplegaban los dos blindados modernos que fueron incorporados para el trabajo territorial de apoyo y desplazamiento de fuerzas.

Cuando se constituyó la Unidad Ministerial Rosario, en octubre de 2020, además del redespliegue de fuerzas federales, se reestructuró la coordinación del personal de seguridad federal ya dispuesto en Rosario. En ese momento se incorporaron más efectivos y efectivas de las fuerzas al trabajo territorial, así como se proveyeron nuevos móviles y equipamientos modernos que se sumaron a la inversión que el gobierno nacional dispuso para la seguridad en Santa Fe por 3.000 millones de pesos para las políticas de neutralización del delito en Santa Fe y, de manera específica, en Rosario y sus zonas aledañas.

Además del despliegue que vienen realizando las fuerzas federales y locales, la Unidad Ministerial Rosario ha asumido la función de trabajar de manera más directa con el Poder Judicial de modo de incrementar las tareas de investigación para la desarticulación de las organizaciones delictivas, así como para acrecentar las tareas preventivas y de respuesta ante el delito.