La relación de Alberto Fernández con el viejo continente estará marcada por la posición que tome sobre el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur y sobre la crisis en Venezuela.

Además tiene que resolver cual será su política con Rusia, China e Irán y esto influirá sobre la relación con los países europeos.

Para la relación con el Vaticano habrá que ver que postura toma sobre la Ley de Aborto y el reclamo por la soberanía de Malvinas hará lo propio con el Reino Unido.