El Senado aprobó por unanimidad la ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa. Hubo siete senadores y senadoras ausentes. La norma le permite al ministro de Economía, Martín Guzmán, tener una herramienta para renegociar la deuda con los acreedores externos.

Por su parte, el jefe del bloque de Senadores del Frente de Todos, José Mayans, señaló que “Argentina no está en condiciones de cumplir con el pago de deuda”, y recordó que el préstamo que le pidió Macri al FMI “no era para la reactivación económica sino para cubrir la timba financiera”. “El desafío es cambiar la política de especulación y de usura en la que estamos metidos por la política de producción y trabajo”, remarcó el legislador formoseño.

El senador nacional Jorge Taiana (Frente de Todos) explicó que “es obvio que en los últimos cinco años hubo una enorme aceleración del endeudamiento, se la mida como se la mida”, ya que «en proporción del Producto Bruto, pasó del 48 al 90 por ciento». «Argentina tiene voluntad de pago, pero para poder pagar, el país necesita generar capacidad para crecer y además cumplir con su deuda interna», agregó el ex canciller.

Desde otro lugar, el senador nacional Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) aseguró que la ley salió por unanimidad para sumar «respaldo a una negociación que va a ser difícil». El ex embajador en Estados Unidos sostuvo que «es muy complejo señalar con el dedo» y que «tenemos que ver dónde están nuestros problemas administrativos y dónde se genera la deuda”.