Un estudio de la Fundación UADE lo reveló a través de una encuesta nacional que realizó a personas de 16 años en adelante.

El 83% de ellos confirmó que consume frutas y verduras, principalmente cuando las edades iban aumentando. El 73% contó que prefiere los alimentos frescos y orgánicos y un 44% consume semillas en sus dietas habituales.

Respecto a la sal consumida, el 43% de la población no repara en el momento de controlar la ingesta de sal. En aumento, el 47% no controla el azúcar y el 49% no se modera en el uso de las grasas.