El hecho ocurrió en Zárate y la madre del niño de 11 años fallecido no estaba al tanto de los golpes que había recibido su hijo.

Lautaro asistía a la Escuela N° 35, el viernes pasado se desató una pelea en el aula y el pequeño recibió una patada en el pecho que le generó un sangrado en la nariz. Las autoridades no alertaron a la madre y el nene tampoco le comentó lo que había sucedido. Ese día entrada la noche, Lautaro le dijo a su mamá, Leonela, que se sentía mareado y le dolía mucho el pecho, pero que se encontraba bien. Horas más tarde se descompensó y debieron trasladarlo de urgencia al Hospital San José de Campana. En ese momento presentaba hemorragias en la nariz y la boca, por lo que le realizaron exámenes. Una hora después, falleció a causa de un paro cardíaco.

Hasta ese momento se había establecido que todo se había dado en el marco de una muerte súbita. Recién el lunes Leonela se enteró de la discusión que había mantenido su hijo, por otras madres que le comentaron y del golpe que le propinaron en el pecho. En comunicación dijo: “yo no estaba enterada de esto, la señorita no me lo comunicó, no me llamó. La responsabilidad es de la maestra y de los directivos, si yo hubiese sabido todo habría sido distinto”.

La maestra fue desplazada del cargo y la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) N° 2 de Campana lleva adelante la investigación del caso. Se esperan los resultados definitivos de la autopsia, que estarían en dos semanas, para determinar las causas reales del fallecimiento.