Un grupo de manifestantes se movilizó en distintos puntos del país para oponerse a la cuarentena, la corrupción y el comunismo, que atribuyen al gobierno nacional, y para defender la propiedad privada y la libertad. En el Obelisco, agredieron a  periodistas y técnicos del canal C5N, quienes se tuvieron que subir al móvil y abandonar el lugar, en medio de los golpes y patadas que daban al vehículo, al que incluso intentaron ingresar por las puertas traseras.
 
Un reportero gráfico de Télam que corrió al lugar junto a otros colegas al ver el tumulto alrededor del móvil del canal de noticias también fue agredido con insultos y empujones, mientras recibía amenazas. El comunicador popular Ezequiel Guazzora terminó con lesiones en la mano derecha y politraumatismo en el tórax. La Policía de la Ciudad de Buenos Aires estuvo ausente. Las causas están en manos del fiscal Paulo Horacio Gaspani.
 
Funcionarios, dirigentes políticos y periodistas expresaron en las redes sociales su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de prensa agredidos mientras realizaban la cobertura de las protestas en rechazo de la cuarentena y contra el gobierno nacional.
 
La Asociación Civil Caput por la Cultura, la Comunicación y los Derechos Humanos expresó “su total solidaridad con les trabajadores de prensa y periodistas que cubrieron las manifestaciones en el Obelisco. Repudiamos la grave agresión perpetrada por aquellas personas que están en contra de las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno Nacional. Contar lo que pasa no es la única tarea de un/a trabajador/a de prensa, pero fue justamente la tarea que intentaron impedir les intolerantes que agredieron a nuestres colegas, entre los cuales se encontraba nuestro compañero Ezequiel Guazzora y periodistas y camarógrafos de C5N, Crónica TV y Canal 26”.