En una entrevista, Santiago Muñoz Machado, el director de la Real Academia Española (RAE) realizó fuertes declaraciones.

«La posicion de la RAE es clara. El desdoblamiento altera la economía del idioma y la belleza. Este tipo de variantes la estropean. El lenguaje inclusivo es erratico y caprichoso».

Se refirió a las mujeres y dijo que no pasa por una cuestión machista, que no tiene relación con invisibilizar al género femenino. Por otra parte, mencionó que solo serviría para alargar innecesariamente los discursos y documentos escritos.

Hizo mención a los términos ‘concejal’ y ‘bonaerenses’ y se mostró en contra del pasaje porque quedarían «horribles y feos». Las traducciones al inclusivo quedarían: ‘concejala y bonaerensas’. Son palabras neutrales, como decir ‘estudiantes’ y modificarlas no tiene lógica, según dio a entender Muñoz Machado.